domingo, 1 de marzo de 2015

Universo

El viernes mientras amanecía una estrella de las que alumbran mi Universo se fue apagando hasta quedar sin luz. Desde entonces el dolor dejo sitio al ocaso y este a la luna que alumbró una de esas noches largas que aunque no quisiéramos tenemos que pasar. Cuando parecía imposible ha vuelto a amanecer por que el mundo no se detiene y ahora aunque todo está en calma siento que me falta un poco de luz. 
Hasta siempre querida estrella.









No hay comentarios:

Publicar un comentario