domingo, 8 de marzo de 2015

Narixa

El libro de Manuel Vicent "León de ojos verdes" empieza con una cita de Rainer Maria Rilke. "Hay lugares donde se cruzan el corazón y la estrella".
Para mi ese lugar es Nerja o Narixa, como la llamaban sus pobladores musulmanes en tiempos medievales. 
Antes de la serie Verano Azul o de que declararan los Acantilados de Maro como Espacio Natural Protegido yo pasaba en Nerja todas las vacaciones por que mis abuelos vivían allí. Entonces todo tenía otro color y era más grande. Por las tardes paseábamos por la playa y de noche en el jardín se podía oler la Dama de noche o escuchar el mar.
Ahora Nerja y yo hemos cambiado bastante pero cuando puedo, que no es siempre tanto como querría, escaparme a Nerja me ayuda a cargar las pilas. 
Por eso si tenéis ocasión daros una vuelta por Nerja y si podéis leeros el libro tumbados en la playa acordaros de mi. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Irlanda II Naturaleza

En mi segunda entrega irlandesa me alejo de Dublín para ver naturaleza en estado puro. Los Acantilados de Moher en  el límite suroccidental...