domingo, 21 de septiembre de 2014

Mont San Michel

En un "Atlas de lo Extraordinario" que tengo en casa, en el tomo "Lugares Legendarios", describe, junto con unas imágenes que quitan el hipo, la ubicación, historia y magia del Mont Sant Michel. Siempre me ha llamado la atención pero desconocía dónde estaba exactamente y si era fácil poder visitarlo.

El caso es que este verano viajando por Normandía me lo encontré de frente. Su leyenda desde el siglo VIII, su pasado celta y uso como prisión lo hacen especial. Ha resistido asedios, desplomes, transformaciones, Guerras Mundiales e incluso abandono y ahora, después de Versalles, es el Monumento Nacional más famoso de Francia.

Lo siendo por el Atlas pero la realidad supera la ficción. La famosa marea había subido al limite ese día y los autobuses que te acercan hasta el peñón no realizaban su trayecto por lo que lo hicimos a pie. Acercándonos despacio, pudiendo ver cada detalle y fotografiarlo con tranquilidad, es verdad que parece flotar. Paseamos entre sus muros como monjes medievales intentando obviar su inevitable tradición comercial y la cantidad de personas que había por todos lados. Un día fantástico.










Vista desde la muralla


Abadi
Claustro
Refectorium


Escritorium


San Miguel
Murallas





No hay comentarios:

Publicar un comentario