lunes, 16 de junio de 2014

Calle Alcazabilla

Si viajando llegara a Málaga por primera vez seguro que me quedaría enganchada en Calle Alcazabilla. Para un turista tiene los ingredientes perfectos : Historia, Cultura, Restauración y Vistas.

Para una malagueña que la atraviesa todos los días es como un paréntesis en el que desaparece el tráfico y surgen el cine Albeniz con su atractiva cartelera, el Teatro Romano que siempre tiene algo diferente al día anterior, los preparativos para la jornada en las Bodegas el Pimpi o el restaurante Garum, una exposición en la Casa Hermandad de los Estudiantes o El Sepulcro, los jardines y las callejuelas alrededor del Museo Picasso y al final justo al volver la esquina la Alcazaba que  te invita a entrar justo cuando miras el reloj y aprietas el paso para no perder el autobús.

Estoy segura de que hay muchas fotos de calle Alcazabilla rodando por el mundo yo os dejo las mías.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario