viernes, 20 de diciembre de 2013

Castillo de Gibralfaro

Como en Málaga capital el otoño es bastante suave, para una mañana soleada si os abrigáis os propongo subir al Castillo de Gibralfaro. 

En el folleto que os darán al entrar os informan de que se construyó en tiempos de Yusuf I (S. XIV) y que la fortificación incorpora todas las novedades defensivas que se adoptaron en Al Andalus como la gran Torre Albarrana, el perímetro de muralla adaptado al terreno a través de paños zigzagueantes y la puerta con entrada en recodo. Destacan también la Barbacana defensiva que rodea la fortaleza y que se abre para formar la Coracha, camino amurallado que desciende para unirlo con la Alcazaba.
Como malagueña me gusta visitarlo por la historia que se respira entre sus murallas y porque tiene unas vistas preciosas de la ciudad mires a donde mires.





 







 



No hay comentarios:

Publicar un comentario